domingo, 4 de mayo de 2008

Cuestión de confianza

Cuando empezamos en esta historia, me refiero a lo que es competir en el Campeonato Gallego, yo decía que Pablo es un niño que lo que necesita es confianza en si mismo, saber que tiene la situación controlada y conocer lo que le puede pasar para poder disfrutar y trabajar a tope encima del kart. Pero no sólo le pasa en el kart, le pasa en todos los aspectos de su vida. Además es un niño que cuando peor le ponen las cosas, cuanto más le presionan, más se viene arriba una vez superado su umbral de confianza. Ahora es cuando Pablo disfruta, se atreve a intentar cosas nuevas, alternativas, se esfuerza y se baja del kart con la sonrisa de habérselo pasado bien. Eso para nosotros, sus padres, es nuestra mejor recompensa. Nosotros estamos en este deporte, en este mundo, por él, porque queremos que sea feliz y así seremos feliz nosotros. Tanto Susi como yo estamos muy implicados en este deporte, para nosotros ya es nuestro hobby y a él le dedicamos la mayoría de nuestros recursos. Recursos familiares, económicos, afectivos, etc. Ir un fin de semana a competir nos agota físicamente, pero conseguimos venir felices ya que disfrutamos de todo el entorno (bueno, del entorno que es agradable, el hostil es el de los amargados resultadistas, que por el momento no va con nosotros).
A lo mejor alguna persona se cree que de este campeonato alguien podrá hacerse rico o algún piloto podrá llegar a la Fórmula 1. Es muy complicado, terriblemente complicado, que un niño despunte lo suficiente como para poder llegar a participar a alto nivel automovilístico. Siempre recuerdo una anécdota cuando en el verano pasado, en el social de Paris – Dakart, entre los ICC ganó un “tal” José Luís Abadín. En el podium, Pepe, mandamás del karting de Sanxenxo, le preguntó que presupuesto necesitaba para hacer, creo que era, la F3 española. El contestó que sobre 200.000 €, siendo un piloto “fichado”… ¡¡¡ por correr la F3 española!!! ¿Hasta dónde queremos llegar?
A mi me encanta ver como Pablo va creciendo en todos los sentidos, no como piloto (que la verdad poco me importa aunque me alegre por ver que mejora en algo que le gusta), sino sobre todo como ser humano. Me encanta ver como va madurando siendo un niño, como disfruta con las cosas que tiene a su alrededor y como se preocupa por el valor y mérito de lo conseguido. Pablito no es perfecto, aunque a veces yo lo pinte así, y lo que más me gusta es que no lo sea. Me divierto mucho jugando con él, como por ejemplo este fin de semana largo en el que el buen tiempo nos ha acompañado y nos hemos pegado unos buenos partiditos de fútbol. Se ríe mucho con las trastadas que le hago y hoy por ejemplo, al meterlo en la ducha, me decía esbozando una gran sonrisa: “papi, ¿por qué te gusta hacer trampas jugando al fútbol conmigo? “ Le derribé mil veces, le di cuarenta patadas y lo agarré siempre que pasó por mi lado, con el único objetivo de pasarlo bien. Nico fue el espectador de excepción, hasta tal punto que terminó estirando sus brazos y con el chupete de jirafas en la boca me dijo…”coooooolo”, y allá que lo tuve que coger en brazos. Al final jugamos todos juntos y lo pasamos genial. Terminé haciendo unos remolinos con ellos y era para morirse de risa ver a Nico mareado cayéndose de lado. Al final el lumbago me volvió a avisar de que no estoy ya para estos trotes o que tengo que perder peso urgentemente. Algo se hará. Que no quepa duda.

Tengo mono de ver a Pablo subido en un kart, y como me lo paso tan bien con él jugando a otras cosas, la verdad es que me apetece echarle unas carreras en los karts de alquiler, porque con los de carreras yo no me atrevo. En los de alquiler aún tengo alguna posibilidad. Pero tendré que esperar algo de tiempo hasta que él pueda con su peso y tamaño.

P.P.: Carmen, se agradece mucho el comentario dejado en el blog, pero porque la abuela me dijo que habías escrito y lo busqué en fechas pasadas. Si dejas algún comentario hazlo en la entrada más reciente del blog, así no nos lo perdemos. Sería una pena. Un besiño y gracias
.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ah valeeee esq estaba buscando donde escribir y escribí donde encontré! Ahora ya lo pillé...
Besiños a todos
Carmen

blog-alv06 dijo...

Es complicadísimo llegar a competir al más alto nivel en este deporte. ¿Pero no teneis más posibilidades que millones de niños de la misma edad?

Por cierto, el resultadismo es directamente proporcional a la edad, por lo menos hasta la verdadera madurez. Os quedan unos años de verlo crecer.

Un abrazo para todos ;)

pta dijo...

alv siempre tan diplomatico como siempre... qe gusto da oirlo hablar!

pero a carreras mucho promete y no me llama para llevarlo a ninguna!


pta

jacobo dijo...

todos sabemos qe jugando al futbol eres un tramposo!!
bueno...al futbol y a todo lo qe sea una pachanga!!!jajajaja

un saludo a los patinetes!!

el mismo qe escribio arriba dijo...

por cierto alv...para cuando una entrevista a patinete para ceroseis,es??
ahi qeda la cuestion!!

Anónimo dijo...

He visto la clasificacion de la federacion y a Sergio no le dieron los puntos, ¿Que ha pasado? ¿Sois vosotros a los que no le importaban los resultados, que ibais solo a divertiros?

Anónimo dijo...

Asi cualquiera no tiene confiaza...
Para el equipo:
"Hay que predicar con el ejemplo" y no creerse mas listo que los demas, mucha suerte para Pastoriza.

Anónimo dijo...

ya, pero hai mejores pilotos que pablo.Por ejemplo brais peixoto,etc....

Pero muchos muchos mas.
a por cierto¡tienes unas gafas muy chulas.

Pablo dijo...

No tengo ni idea a que viene este comentario. Efectivamente hay muchos, MUCHOS, pilotos mejores que Pablo. Yo nunca he dicho que Pablo no sólo sea el mejor, sino ni tan siquiera he dicho que sea bueno. Además, para que te enteres, "anónimo", soy su padre y para mi en todo caso, hasta siendo el último será el mejor, por algo soy su padre. Mejores que él no sólo está Brais (que este año está que se sale como le he dicho a su padre más de una vez), sino muchos otros.

No entiendo a qué vienen este tipo de comentarios en este blog, la verdad. Además, no entiendo porqué "este acoso" contra Pablito, ni que él tuviese la culpa de que yo le haga un blog y la gente lo visite. Si no te gusta, "anónimo", este blog, deja de visitarlo, de verdad que te va a hacer mal a la salud. Creeme. ¡Ah!, y no seas tan "anónimo", que...

Un saludo.