miércoles, 12 de noviembre de 2008

Fin de Campeonato

Hace muchos días que tengo ganas sentarme delante del Patinete, pero no sé por dónde empezar. Lo malo de decir esto es que terminaré soltando un rollo de muy señor mío… pero bueno… la verdad es que no sé muy bien qué decir.


Se acabó la temporada y para nosotros ha sido un alivio, pues pasar este año no ha sido nada fácil. Leer cosas que no te explicas, ver cosas que no comprendes y escuchar historias que no sabes a qué vienen es complicado, y más si se mantiene en el tiempo, pero me imagino que será el precio que hay que pagar por estar en este deporte. Todavía hoy no me explico cuál ha sido el motivo de la persecución de este año, aún no entiendo cómo ha habido gente que nos ha criticado a nuestras espaldas cuando en nuestro lugar ellos hubiesen actuado de la misma manera, que es defendiendo sus derechos, y cuando nunca se han atrevido a decir nada a la cara. De todas formas esto lo único que ha hecho es que hayamos sido un poquito menos felices, ya que por el resto ha sido un año estupendo.

Este año hemos disfrutado como nunca. Hemos tenido el mejor material posible, ya que el chasis Maranello ha sido increíble el resultado que nos ha dado y Pablito ha sabido rodar con él a las mil maravillas, disfrutando del chasis desde la primera prueba en Outeiro de Rey. La gente de Hobby Kart es lo mejor que hemos podido encontrar, para el desarrollo de Pablo como piloto y de Pablo como persona, que para Susi y para mi es lo más importante. Han sabido darnos toda la atención y el soporte técnico que necesitábamos, dando el mejor servicio que pudiésemos imaginar. Para nosotros, de todas formas, este año ha sido posible a que hubo una empresa, Cubicaje, que nos ha dado el apoyo económico necesario para poder afrontar esta temporada.


En esto del karting soy un auténtico novato, no sé cómo van las cosas, no sé cómo funcionan. Lo que sí tengo claro es que le estaré muy agradecido a Cubicaje por la ayuda que nos ha prestado. No es una forma de hablar, sino la más clara realidad: sin ellos este año no hubiese sido posible, pues mi economía doméstica no me permite hacer una temporada como esta. Al frente de Cubicaje está mi hermano Vicente, el tío de Pablito. No sé muy bien a qué se debe, Vicente tiene una cierta debilidad hacía Pablo y desde pequeño lo colma de deseos, de caprichos… se dedica a hacerlo feliz. Antes de empezar la temporada tuvo el inmenso detalle de pedirme el presupuesto para hacer el Campeonato Gallego, qué costaba que corriese Pablo y en qué se podía echar una mano a Sergio. Le presenté los números y nos dio el ok en el momento. Gracias a eso, nuestro año 2008 ha sido un año maravilloso.

Deportivamente estoy orgulloso del año que ha hecho Pablo, aunque la verdad es que estaría orgulloso fuese cual fuese. Creo que ha tenido una buena progresión a lo largo de estos dos años, sobre todo trabajando con él como lo hacemos, que básicamente es dejándole a él que descubra el camino. Hoy leía en el panfleto de la Federación Española la entrevista a Pedro de la Rosa y decía que “…aprendan a escoger ellos mismos, no sus padres, ya que al tomar una curva o al hacer un adelantamiento, lo deberán de hacer ellos solos”. Este señor, al cual le profeso una profunda admiración desde hace muchos años, debería de tener la Cátedra del Buen Saber y del Buen Hacer en la Facultad de Padres, especialidad de Karting. Sus frases deberían de estar enmarcadas en los circuitos de todo el país, pues la mejor forma de aprender en este deporte, después de subido a un kart, es leyendo o escuchando a este genio.
Pablito venía desmotivado de Cabañas por no contar con su chasis nuevo, y es que Pablo, como he dicho mil veces, es un niño de motivaciones. La carrera de A Pastoriza, rodando en pelotón, para él fue una novedad que le costó digerir. Llegamos a Outeiro con su Maranello nuevo y con una pista impracticable de agua y con un frío terrible, realizó una carrera preciosa, inteligente y técnica, sin cometer un solo error. Llegó la Magdalena y volvió a hacer una gran carrera, adelantando a pilotos como Javier Suárez. A Pastoriza se le volvió a atragantar, como siempre. En Outeiro volvió a hacer una gran carrera. Al final ha sido una temporada regular, con momentos buenos y regulares. Pero también con momentos excepcionales, como la pole en Ourense, y es que Pablito y ese chasis se desenvuelven bien en ese tipo de circuitos, como el de Serra. A lo mejor alguno pensó (si sólo fuese alguno) que el motor tuvo algo que ver, que es posible, como no. Pues el motor, con el chasis, está a la venta, por aquello de que si el motor es la razón, todo para el… es el momento de comprobarlo.


Pablo es un gran deportista que honra al deporte por su extremo sentido de la deportividad. El otro día se me quejaba amargamente de que un piloto protestaba cuando él no lo tocaba lo más mínimo. Y es que es muy feo protestar e ir a recurrir cosas que no tienen ningún sentido, que nos inventamos. ¡Todo por un puesto en la clasificación general que no da lugar a trofeo ni mención! Además, hay que traerse los deberes de casa hechos y saberse las reglas de la puntuación y no venir reclamando historias fantasmas. Seamos un poco serios, por favor, un poco coherentes. ¿De verdad es lo que les queremos enseñar a nuestros niños? Siempre digo que uno de los momentos más bonitos que he tenido en este deporte es cuando Pablo al acabar la carrera de Mosteiro de septiembre del año pasado y perder el puesto a favor de Brais a dos vueltas del final por un problema con un doblado, en pista se fue a junto de Brais a felicitarlo. Pero por encima de ese momento, fue que José, el papá, vino a felicitarme por Pablo y decir que le había encantado el detalle.


Me parto, cada día más, con Nicolás. No puedo con él. Me sobrepasa. La mala leche que tiene sólo es compensable con sus salidas geniales, que hace que nos partamos de risa. El otro día, cenando, casi nos da un pasmo… dice todo serio, sin venir a cuento… “Me llamo Manuel Pérez…” ¡Hay que tocarse las narices..! “¿Cómo qué te llamas…?” y me contesta por donde sabía que me iba a salir… “Me llamo Nicolás Manuel Torres Pérez”, como se llama… efectivamente. Ahí es nada. Genio y figura.

No sé qué será de nosotros a partir de ahora. Por el momento no iremos a la primera de Cabañas, necesitamos descansar y recuperarnos de este “mes horribilis” de carreras y gastos. Veremos si hacemos algo de Cabañas y ya veremos qué pasará para el próximo año de cara al Campeonato Gallego. Lo que sí tengo claro es que firmé un documento en el que varios padres solicitábamos unas cosas a los responsables del karting en Galicia y en el que en la parte inferior ponía que si no se cumplían esas solicitudes (todas ellas normales, pidiendo que se cumpla el reglamento, ni más ni menos, y que la temporada sea un poco más llevadera en cuanto a pruebas), el próximo año no correríamos este campeonato. Pablito por lo que veo, por el momento, no lo correrá. Soy una persona de palabra, que cuando digo una cosa, la cumplo, pero cuando la firmo, va a misa.




¡Ah!, y felicidades a todos los campeones gallegos, y a los subcampeones, y a los que quedaron de terceros, y a los que quedaron de lo que quedasen, a los que quedaron donde querían y a los que quedaron donde no querían. Enhorabuena a todos por participar, que eso es lo importante.

5 comentarios:

panchoooo dijo...

creo que ya era hora de esta renovacion señor torres solo decirle que tiene el mejor equipo del mundo en cuanto a calidad pero sobre todo en cuanto a personas la gente de hobby kart c4bicaje son de los mejor que conozco en este mundo

un saludo

Anónimo dijo...

Buenas tardes a todos.

Enhorabuena a la familia Torres. No te conozco en persona pero, a lo largo de todo este tiempo, a través del blog, he podido vislumbrar a un padre y a un hijo (que no a un padre de piloto y a un piloto). Otra vez enhorabuena.

Espero que aunque no corras no abandones el blog. Sigue contándonos historias bonitas, nos entretienes un rato y nos haces sonreir. Y, te juro, eso no es poco.

Enhorabuena de nuevo por saber mantener tu palabra (y tu firma). Si cuando se plantaron las categorías "grandes" lo hubieran hecho los pequeños, otro gallo os hubiera cantado. Pero en fin.... las cosas son como son.

Espero que algún día nos podamos conocer (y a toda la familia) y poder charlar un rato, compartir unos momentos en persona.

Besos para todos.

Ana (la mama de Bernardo)

Martiño de Lopo dijo...

Remata a tempada e chega a hora de cargar pilas.

Anque nos coñecemos desde non hai moito tempo, está sendo esta unha relación realmente intensa entre a familia HK-C4 (non me cabe dúbida de que sodes unha única familia) e máis eu.

Alégrome moitísimo de ver a evolución persoal e deportiva de Pablo e Sergio. No plano deportivo encántame ver como xa non cometen erros que cometían hai menos dun ano.

De Nico xa nin falo, porque se o seus pais se sorprenden, a min é que me flipa. XD

Oxalá o próximo ano haxa que facer moitos kilómetros para seguirvos; pero que sexa sen ir moi lonxe.

Patineteteam dijo...

Panchiño, en este equipo faltas tú, ¡con lo bien que lo pasamos contigo!

Estimada Ana, gracias por estar siempre al quite, según subo la actualización... ¡zas!, ya lo has leído... Me guastará seguir contando, además espero poder contar cosas más divertidas, pero a veces no salen. Pablito se hace mayor pero viene un recambio ahí... que ya verás el juego que nos da. Lo único es que a lo mejor en vez de karting será de bolos, no lo sé. Algún día me gustaría poder escribir para que todo el mundo coja mis comentarios, ya que a veces parece que escribo sólo para mi y para explicarselo a Pablo dentro de un tiempo...

Lopiño, tu sabes lo bien que lo hemos pasado este año y de las evoluciones de Pablo. También sabes como nos reímos con Nico, ese pequeño crack que en este instante está roto en la cama con un virus... ¡pobre virus!, ¡¡¡como Nico vaya a por él!!!

jotatea dijo...

y enhorabuena a patinete tambien!!