domingo, 21 de octubre de 2007

Serra es... Serra

Sábado primaveral, 24º, por la tarde, después de comer en casa unos caseros huevos fritos con patatas y chistorra (que me estuvo repitiendo toda la tarde, pero como dice Arguiñano, así me acuerdo de lo buenos que estaban), cogemos coche y nos vamos a Serra de Outes, a pasar otra inolvidable tarde de karts. Allí estuvimos más en familia que nunca, ya que aunque al llegar estaban Samuel y Andujar dándose unas vueltas con sus seniors e intentando resolver sus problemillas y aguantar la paliza del circuito, después nos quedamos solos con los hijos de Ramón que siguen progresando con su kart.

A Pablito por fin le apareció un colega con el que rodar juntos, José, hijo del José que adelgazó 10 kilos dejando sólo de comer patatas fritas y pan (es cierto que hablando nos confesaba que se cenaba dos baguettes “cheas de xamón e queixo”, además de alguna pota de callos que ahora ya no se mete entre pecho y espalda, con lo cual llegamos a la conclusión de que no dejó las patatas y el pan… ¡se puso a régimen severo!, así cualquiera adelgaza). Al menos se entretuvo bastante, se enchufó durante alguna parte de la tarde y consiguió cronos muy respetables. Por esa parte, ¡estupendo! Sin embargo, siempre buscamos la perfección, falló bastante algunas trazadas, no habitual en él, pero ayer era víctima del cansancio, del cansancio de esta semana en la que estuvo malo, con sus problemas estomacales de siempre, del cansancio del circuito que le agota. Sin embargo, en cuanto se conecta, a última hora, es impresionante. Se hacía de noche, no se veía absolutamente nada, y Pablo y Sergio empezaron a rodar en sentido contrario. A mi me impresiona. Me asusta. Ver en la bajada a Pablo venir a toda velocidad y afrontar la derecha de boxes a fondo a mí me acongoja. Hablando José Manuel y yo, estimábamos que Sergio llegaría a ese punto de la bajada a unos 100 kilómetros a la hora. Con las tonterías de las tandas, Pablo rodó más de 100 vueltas a Serra y creo que a día de hoy lleva más de mil a ese circuito que tanto le machaca. Yo creo que es de esos circuitos que algún día le satisfarán porque te hace ser un piloto físico y técnico a la vez.

Sergio se puso a hacer 360 en los dos sentidos y como siempre nos deleitó con su técnica. Ayer le di el libro de Pedro de la Rosa (también le regalé uno a Pablo) a Sergio, no por llegar a ser piloto de F-1 (hoy en día muy complicado) sino por la gran persona que es este chico, por tener un espejo en el que mirarse y porque creo que Sergio es un piloto que se asemeja mucho a PDLR. Le faltan muchas cosas, pero una es creérselo y otra es tener el descaro que tiene en el indoor.


video

3 comentarios:

pta dijo...

y la foto celebrando lo de magic??
jejeje


menudos momentos!!

te veias campeon del mundo!

un abrazo!

blog-alv06 dijo...

Ya hacía tiempo que no me pasaba por aquí "en serio" y... ya tocaba. Me sigue gustando leer las crónicas de patineteteam, que duda cabe, en el mismo estilo de siempre.

La verdad es que al seguir este blog y su antecesor... uno ya se sabe casi casi a la perfección las características técnicas de los circuitos, que si Serra de Outes, Mosteiro, A Pastoriza, Forcarei,... Vamos, que igual que puedo decir que el circuito de Montreal en Canadá va por Gilles Villeneuve, se que el circuito de A Pastoriza es uno de los más rápidos. Y estoy orgulloso!

Me sigue pareciendo alucinante que un niño de la edad de Pablo sea capaz de hace el tremendo esfuerzo, físico pero también mental, para dar 100 vueltas al mismo circuito... me vería incapaz, que mérito tiene!

Por lo demás, espero que recuperados de la gastroenteritis... y por último, totalmente de acuerdo en el tema de Pedro de la Rosa, es más, ultimamente casi veo las retrasmisiones de Telecinco tanto por la propia Fórmula 1 como por los comentarios de un impresionante piloto. Si tuviera coche...

Nada más, feliz semana y un fuerte abrazo.

alv06

patineteteam dijo...

pta, la foto la dejamos para otro momento, pero... ¡menudo subidón! Aún estoy afónico...

Alv, muchas gracias por tus siempre agradecidos comentarios.