domingo, 25 de noviembre de 2007

Así, sí.


Que morriña tenía de Serra. Allí nos fuimos ayer sábado por la tarde a entrenar un poco. Pablo ya me adelantó esta semana que tenía muchas ganas de ir hasta el Karting Ayrton Senna, y eso siempre es una buena noticia que presagiaba buenos momentos.

Estos últimos días han sido días de noticias ya que se ha publicado el anteproyecto del Campeonato Gallego de Karting 2008, y con esta publicación se han disparado los comentarios, los movimientos y las suposiciones. Llamadas telefónicas, correos electrónicos, los foros de internet disparados con sus comentarios y un sinfín de acciones para el próximo campeonato. La verdad es que se haga lo que se haga, se diga lo que se diga, el anteproyecto está en la mesa y el Campeonato se puede decir que ha empezado. El resto es divagar, discutir y, probablemente, perder el tiempo. También es cierto que no conozco ningún deporte ni Federación que esté sometida a la crítica tan constante por parte de los participantes y aficionados. Esto también nos da que pensar.

Ayer se corría el Ralli do Botafumeiro y la lista de inscritos era importante, con infinidad de Mitsus con un elenco de primeras espadas como Burgo, Meira y V. Senra, a la postre vencedor del rallye. Porsches, Súper 2000, M3, Escort Cosworth (¿de ochenta y pico inscrito?), en fin, apetecible ir a verlo. José Manuel se acercó hasta Santiago a disfrutar de los coches y del frío para vernos después en Santa Comba. Bajamos hasta Serra él, Pablito y yo en el furgón, hablando de las carreras y de la vida.

Una vez en Serra nos encontramos a Ramón con sus hijos que venían a seguir dando vueltas después de haber estado toda la mañana por allí Hay que ver lo que han mejorado los niños y lo bien que los lleva el padre. El plan, perfecto: diversión en familia. Lo de competir, para más adelante, que ahora no toca.

Pablito se subió al kart después de protestarme un poco por la cantidad de ropa que le puse, pero quería probar como podía ir de cómodo en Cabañas la próxima semana. Además, por muy bien que esté, si no protesta no es él. De todas formas ha habido un cambio de actitud por parte de todo el Patineteteam, pero él se ha dado cuenta de que no estaba actuando correctamente y su mejoría en comportamiento ha sido espectacular. Esto se notó en cuanto se subió al kart. José Manuel y yo nos quedamos encantados, no por los tiempos en sí, sino por como trabajó, como se comportó en la pista y por lo centrado que estaba. Estiraba en el final de la izquierda antes de llegar a la parte cerrada, trabajaba con el coche, frenaba, trazaba en la entrada en meta…Así, sí.

Llegó José con su niño a dar unas vueltas y era una oportunidad buenísima para ver si estábamos en la buena dirección. José Manuel se puso a trabajar rápidamente. Cambiamos desarrollo, carburamos, comprobamos presiones y a pista. En este momento llegaron cuatro bravos pilotos locales con sus 125 y Pablito se nos vino abajo por la presión. No es lo mismo correr en Mosteiro con los 125 que en Serra. No tiene nada que ver. Aprovechando que se soltó la cadena, Pablito descansó un rato, para intentarlo más tarde. La noche se nos echó encima y decidimos marcharnos a Hobby Kart. Entre pitos y flautas, Pablo dio casi 60 vueltas, que hubiese dado más, pero al menos prefiero que dé 60 con esa actitud que no 200 con la del mes pasado.

Ya de regreso en Santa Comba, y sin mucho trabajo por el indoor, tomamos un café Camariñas, José Manuel, Ferreiro, Lucía y yo. Estuvimos charlando de todo un poco, de motos, de carros, de autocross, de muchas cosas hasta pasadas las 8 de la noche en que Pablo, dando muestra de su cansancio, me pidió que nos fuéramos para casa. Ayer no se lo podía negar. Se lo había ganado con su esfuerzo y él mismo se ha dado cuenta. Madrugó para ir a jugar al hockey y a pesar de la paliza que les metieron, su esfuerzo fue encomiable y así se lo dijimos.

Así, sí. Así da gusto. Para él. Para todos.

1 comentario:

Lopo dijo...

Finalmente non vou poder ir á carreira de Cabañas Raras, e mira que me dá pena non poder ver o debut do Curupiloto fora de Galicia.

Seguro que, pese á distancia, sentirá a forza de Curuxa con el.


LUME PEQUECHO!