martes, 15 de julio de 2008

Los Chimos


Según Nicolás, vinieron los “chimos Pabo y Acobo, con los chimos de Osta Ica”. Estos días están de moda ya que hemos estado bastante con ellos, entre que ha llegado el veranito y todos tenemos algo más de tiempo libre y ha Venido Arturo con sus hijos Felipe y Alberto desde Costa Rica, pues han sido días para juntarnos un poco más. Recién aterrizados el sábado, y después de llevar casi 24 horas de vuelos, los llevamos a comer a Betanzos, aprovechando que era la fiesta medieval, y después nos fuimos a estrenar el nuevo trazado del indoor de Santa Comba. ¡Guau!, fuera se va rápido de verdad. Ha quedado muy bonito y según comentan, les da menos preocupaciones en los campeonatos. Es cierto que ahora también es más seguro ya que la salida al exterior no tiene el riesgo de antes.


Llegamos sobre las 6 de la tarde y estaba a tope de gente. Entre toda la gente sobresalía una persona con su casco en la mano, su collarín y sus guantes negros que andaba buscando una décima de segundo (como la canción de Nacha Pop, pero en este caso menos) por el circuito. Da gusto ver a Raquel en Santa Comba, está concentrada desde antes de subirse al coche, se sube de primera y cuando menos te lo esperas, te está pegando una encendida de mil demonios. El sábado dobló a todo el que se puso en su camino, pero no encontró la décima. Entre ella y el galgo de Sergio lo conseguirán, promete ser un duelo bonito en la lucha por el tiempo de ese circuito.



Después le tocó el turno a los “chimitos”, allí se subieron y la verdad, fueron bastante más rápido de lo que me imaginaba. Se dieron sus vueltas al circuito mientras Pablito se preparaba para estrenar Hobby Kart, estaba muerto de ganas de subirse. Eran muchas semanas sin ir, mucho tiempo sin estar por la tarde allí. Ya pasó el tiempo de tardes eternas de sábado dando vueltas y vueltas él sólo al circuito, cuando ni podía con el casco gris. El sábado era día de estreno y de diversión. Se dedicó a correr, a frenar, a derrapar y a cruzar el kart, quería que sus primos y su recién estrenado padrino lo viesen.




Después de un rato, cuando ya casi no quedaba gente, nos subimos todos a los de alquiler. Me di cuenta que mi estado de forma ha empeorado terriblemente en los últimos meses, así mi espalda no me respondía y me caía una chuza como nunca me había caído en Santa Comba. Entendí que había que dejar paso a las nuevas generaciones y entonces me subí al biplaza con Nico mientras Pablo nos adelantaba una y otra vez.



Susi, mientras tanto, de madre y esposa sufridora aguantando y viendo pasar el tiempo lentamente. Lo mejor, que lo pasamos de coña y que las generaciones se vinculan para seguir con el relevo.

4 comentarios:

blog-alv06 dijo...

¿Qué me cuenta usted de un circuito en Meicende? Que últimamente tengo amigos que andan locos por ir a probar no se que tipo de coches allí que tienen no se qué muy bien montado para competiciones en plan grupos y eso...

Saludos!

Patineteteam dijo...

Pues la verdad, no lo conozco. Yo barro para casa y los mejores campeonatos, en Hobby Kart, Santa Comba.

Un abrazo.

pta dijo...

sin duda en verano con la pista exterior, santa comba gana mucho!!
te hace trabajar las manos y la espalda qe qedas rendido...

un abrazo del chimo pablo!!

jta dijo...

qe vivan los chimos!