miércoles, 1 de octubre de 2008

Imprescindible


Hay varios fines de semana al año que se han vuelto imprescindibles, y uno de ellos es el del Autocross de Santa Comba.

Quedamos con los Kopites (por fin se dejaron ver de nuevo) y se vinieron hasta el Autocross. Venían, como no, Pablo y Jacobo, además de Dani Solá (sí, sí, el mismísimo Dani Solá) y el gran Eloy, el mejor pivot de fútbol sala que ha dado Galicia en los últimos años (aunque ni él se lo llegó a creer nunca ni supieron verlo los que lo siguieron). Allá nos fuimos a pasar un estupendo y soleado sábado ya otoñal. Evidentemente venía Susi, Pablito y Nico. Nico nos dio el día pues se ponía enfermo con el ruido de los coches y por más que lo convencíamos y sabiendo que este era su enésimo Autocross, él seguía erre que erre con que no le gustaba. Ahora, cuando veía pasar a Lanchiñas (¡papá, ahí va Lanllinas!), o los Kart – Cross (sobre todo el de Burt Simpson), pues se emocionaba por completo.


Ir a Santa Comba, como he dicho mil veces, es algo irrepetible, siempre te suceden cosas interesantes. Será porque llevábamos tiempo sin ir o por el motivo que fuese, pero la verdad es que el día dio de sí. A Pablito le deparaba la sorpresa de ir montado en el todoterreno que iba de escoba por el circuito, desde luego que una experiencia apasionante para un niño de 8 años. Nos encantaba verlo por el circuito toda la tarde a su aire, con Sergio y su chaleco de seguridad, encantado de la vida. ¡Era el mejor reflejo de la felicidad! Independiente, alegre, disfrutando y sintiéndose el centro del universo, de su particular universo, evidentemente. Pablo es feliz en Santa Comba pues tiene el cariño y respeto de todo el mundo de Hobby Kart, pero él se encuentra muy a gusto con Sergio, lo tiene un poco de hermano mayor, igual que Sergio lo tiene de hermano pequeño. Se complementan perfectamente por este motivo, se respetan, se conocen y Pablo, al igual que Nicolás con él, imita a Sergio en todo, hasta en la forma de coger el volante.


Sergio es uno de esos niños que se merecen el infinito, todo lo que tenga o consiga será poco, pues es bueno de verdad, de corazón. Este año tiene alguna posibilidad de luchar por el Campeonato Gallego y lo va a intentar hasta el final. Es una pena que se lo tenga que disputar a su buen amigo Hugo Caride, pero también es una pena que Sergio pase por esta categoría y no lo consiga, después de quedar subcampeón hace dos años y tercero el año pasado. Hugo es un gran piloto y se merece este título como el que más, sin duda alguna, siendo un piloto de comportamiento excepcional en pista, agresivo, decidido, mordaz, de esos con los que no te puedes relajar ni un instante porque te alcanzará, y en ese centímetro que has dejado, se te colará. Seguro. Este fin de semana se volverán a ver las caras con el rival local, y es una pena que gran parte del Campeonato se decida en este circuito. Sergio tiene todo lo que hay que tener para ser un gran piloto, que ya lo es, de esos que no te defraudan en el trabajo, no te engaña porque da siempre el máximo, técnico como pocos, fino y espectacular a la vez, sabe perfectamente que material tiene, como sacarle el máximo partido y qué tiene que hacer con sus rivales. Desde luego que nos espera una carrera preciosa, aunque sufriremos por el peligro. Para su pena, no podrán ir sus padres, Rosa y el ya mítico Camariñas, pues Diego tiene la confirmación. Suerte para ellos en este día tan bonito.

Santa Comba es como Sevilla, tiene un color especial. En la entrada del pueblo tendría que haber una pancarta en la que pusiese… “sólo se admite gente que venga de buen rollo”. Desde luego parece que es así y así se vive en el ambiente, de hecho hace tiempo que ya no veo a impresentables desagradecidos y mentirosos por allí, y mejor que no vayan… Los que sí que van son los Senlle. Esta familia se merece un capítulo especial, un blog para ellos solos. Son increíbles, con un sentido estricto de la educación, del saber estar, de disfrutar y del servicio a los demás. El sábado estuvieron de banderas en la curva de final de recta del circuito y parecían profesionales, un 10 se merecieron. Después se fueron al indoor y allí organizaron todas las tandas, campeonatos, entrenamientos, etc., que hubo que organizar, mientras el padre estaba disfrutando de la compañía de la buena gente de la Escudería Amigos do Motor.


Cuando nos íbamos se acercó a por nosotros, nos estaba buscando, Lanchiñas. Ángel Pérez es un tipo encantador, educado, cortés y valiente, en la vida y en las carreras. Lucha con todas las armas por su objetivo y eso, en el deporte, le honra y hará que el que consiga ganarle tenga más mérito. Nos explicó todo lo que le pasó en la carrera y conversar con él fue muy agradable. Se comprometió con nosotros, con Pablito sobre todo, y seguro que el día que se cumpla lo pasaremos de miedo. Pablito estaba todavía fascinado con el día que pasó y no fue muy consciente de lo que Lanchiñas le dijo, pero ya estoy yo aquí para recordárselo. Cosas nuestras, como este patinetete.

Iremos recuperando la informalidad, y al que no le guste, que no lo lea. A mi me encanta y a mis patinetetes también.

No time, no space.

3 comentarios:

ABOGADO........... dijo...

ME ENCANTA ESTE BLOG!11
CADA DIA MAS ESTO ES ADICTIVO!!!!!

eloy dijo...

buenas familia!!he visto todo lo k pusiste pablo y la verdad k yo tmb me lo pase bastante bien en el autocross pero aun me lo kiero pasar mejor viendo a pablito correr una carrera,asik cuando puedas ya me avisaras de alguna y voy ok?venga un abrazo a todos!y en especial ati pablo k aprendi mucho contigo!por cierto me gusta mucho la pagina,aver si os puedo seguir algo mas!xao!

PANCHO dijo...

CADA DIA MIRO EL BLOG ESPERANDO UNA RENOVACION QUE NUNCA LLEGA; QUE ESTA PASANDO¿??¿?¿?¿?¿?¿

UN SALUDO!