lunes, 16 de julio de 2007

¡Qué divertido!


Días como el de este sábado merecen la pena. ¡Qué divertido! Siempre digo que lo mejor de Serra es que estamos en familia y así se trabaja muy a gusto. Llegamos el sábado sobre las 3.30 y allí nos encontramos a los Cobián (¡felicidades Pancho!) con el bueno de Adán. No podía ser menos, si quieres estar en la brecha y ganar hay que entrenar, y esta familia se dedica en cuerpo y alma. El día amenazaba lluvia y aguantó casi toda la tarde hasta las 8 más o menos que chispeó un poquito.

Pablo no parecía especialmente entonado (como casi siempre en Serra al principio). Iba dando vueltas, paraba de vez en cuando, volvía a rodar, volvía a parar… Méritos, pues que al menos lo de “final de recta a fondo” ya no hubo que decírselo ni la primera vez, pues según salió a la pista todas y cada una de las vueltas la hizo a fondo. José Manuel y Pablo Cobián se pusieron en la segunda izquierda (antes de la chicane que da paso al interior del circuito) para enseñarle a dar gas hasta el final y entrar más tarde en la curva. Lo hizo, yo creo que bien, pero seguimos con el problema del físico: el kart llega un momento que puede con él y eso tiene, por el momento, complicada solución. Pero todo llegará. Seguro.

En Serra, aunque son momentos difíciles para la familia Figueira, siempre se está a gusto, nunca dan ganas de irse. La única pena, para mi, es que esté tan lejos de A Coruña, sobre todo con la niebla que hizo por la noche para volver. A media tarde se podía hacer una carrera de junior del gallego ya que había tantos karts allí como en una prueba oficial. Se juntaron Pancho, Aaron e Isma. Se dieron unas vueltas y se lo pasaron bien. Da gusto ver a Aaron corriendo en casa buscando el límite del circuito, pasando la rueda por el césped en muchas partes del circuito… Javi y Sergio tuvieron sus más y sus menos en la pista con los cadete, pero da gusto verlos rodar juntos, al límite, sin concesiones de ningún tipo, amigos y compañeros pero rivales que no se conceden ni una décima. En alevines estaban los de siempre, …, Pablito solo. Esto me da mucha pena y sí que no sé como ponerle remedio. El pobre entrena siempre solo en su categoría y así se aburre a menudo. A mí, sólo de pensarlo, me da pereza por él. Al final el sábado dio unas 90 vueltas a Serra el sólo, sin nadie con quien medirse, con nadie con quien picarse y con nadie con quien entretenerse. Como le voy a exigir después que llegue a una carrera y sepa comportarse en pelotón si lo más parecido que ha visto a una salida de una carrera es un atasco yendo al colegio.

De todas formas al final se crece, pasando el día cada vez rinde más, cuanto más cansado, más ganas tiene de andar. Igual que me quejo de que muchas veces no quiere sentarse en el kart al llegar al circuito, tengo que reconocer que no hay forma de que nos vayamos. El sábado porque nos quedamos sin gasolina y le dolía el cuello, que si no de allí no nos mueve nadie. Haré una propuesta a la Comisión Galega para hacer las carreras los sábados por la tarde… la verdad, tampoco estaría mal…

Lo mejor de la tarde fue cuando empezó a chispear. El otro día en Mosteiro no quería rodar en mojado, pues el sábado se enfadó conmigo por sacarlo de la pista, para advertirle de la lluvia, pues quería rodar, derrapar y hacer ¡2 giros de 360º! y varios de 180 imitando a su maestro particular (gracias Sergio por enseñarle a Pablo tantas cosas durante estos meses). ¡Qué bien se lo pasó!, trazando como se debe de hacer en mojado (que el otro día ni de broma quería hacerlo), derrapando a la salida de la cerrada de la cafetería, muy bonito. Todo esto rodando al revés, que la verdad, a mi me parece más divertido, técnico e impresionante este circuito en sentido contrario… Verlos bajar por la recta de meta y hacer la derecha del taller a fondo… impresiona, sinceramente. Los tiempos, los mismos en un sentido que en otro. Curioso.

Su primo Jaco ha venido por primera vez a verlo a un circuito externo y se dio unas vueltas en uno de alquiler. Creo que se lo ha pasado bien, al menos estuvo toda la tarde pidiéndome subirse en un kart y eso significa algo.

Lo dicho. Ha sido, como casi siempre en Serra (será por el nombre de Karting Ayrton Senna), un día de lo más placentero. Allí estoy muy tranquilo con Pablito, me lo paso muy bien. José Manuel sé que trabaja muy a gusto, Minichi tiene una conversación de la que siempre se aprende mucho (aunque no sea capaz de seguir su sentido del humor) y te sientes como en casa. Y esto, hoy en día, y más en este deporte, es muy difícil. Será la zona que imprime carácter. No lo sé. Sólo sé que, como me dice Camariñas, me compraría una casa por allí. Si pudiese y me dejasen. Imposible, que bastante tenemos con el karting por el momento. ¿Verdad Susi?

4 comentarios:

blog-alv06 dijo...

Pues mira que bien, si no hay mejor cosa que disfrutar haciendo lo que te gusta, en este caso viendo a tu hijo disfrutar haciendo lo que le gusta, me alegro mucho.
Por lo demás, gracias por la felicitación el otro día en /alv06.
Y en cuanto a otras cosas... nuevas dos peticiones, la del otro día, que pongas el http:// antes del enlace en el Fotolog, creeme que aumentas el número de visitas y la otra... pues que cada vez que subas texto al blog actualices Fotolog, porque te juro que se me olvida siempre, y ya se me quedó un texto sin comentar.
Y nada más, a todos, que paseis un muy feliz verano y por aquí nos seguiremos hablando.
PD: Si a Pablo le gusta correr en mojado... ¡que buen verano le espera!
Un abrazo Pablo.

pta dijo...

fotaza con tu super camara, no??jeje

que os vaya bien este fin de semana y suerte!!

un abrazo

No tiene nombre quien no existe. dijo...

Ala, me encanta la foto, es muy buena.
Un abrazo.

pta dijo...

lee los post de tu fotolog!!



veras un nuevo /petelog_nomuere


nos vemos!