domingo, 1 de julio de 2007

Y luego nos quejamos


Increíble. ¿Cómo podemos ser tan atrevidos? A veces críticamos comportamientos, actitudes y aptitudes y nosotros no estamos a la altura de los acontecimientos.


Hoy hemos ido al Campeonato de Karting de Verano ParisDakart y la sorpresa ha sido mayúscula. En cuanto a participantes, además de los de alevín (9) y cadete (creo que 8) que son los que siempre salvan la temporada, en los mayores (Junior, Inter, ICC y cualquier aparato de más o menos 4 ruedas con algo parecido a un volante) sólo 5 inscritos. Se admitía cualquier tipo de licencia (forzando un pelín, hasta el carnet de manipulador de alimentos lo hubiesen aceptado), el precio era tirado (50 € con un catering aceptable para todos los participantes y acompañantes) y la fecha era domingo de verano, con lo que no caben disculpas para tan baja, escasa participación. Entiendo que la gente que compite en el gallego no haya ido (gastos, ganas, riesgo...), pero los que no compiten por los motivos que se están alegando durante todo el año tenían una oportunidad estupenda de competir y de darle a la FGA en los morros. Pero como siempre, no estamos unidos y no nos pondremos de acuerdo ni para elegir el color de los dorsales. Así, no se puede.
Por lo que respecta al campeonato en sí, creo que se tiene que depurar un poquito la organización de las carreras y las normas-reglas de la competición. No se puede dar la salida a una carrera sin comprobar que el orden de la parrilla sea el de la clasificación o sin que esté ésta formada, por ejemplo. Por cierto, ¿es campeón el que gana la última carrera o al estilo del gallego de suma de las dos mangas? No había donde consultarlo.
Resultados
Alevín
Adrián
Marcos
Javi
Cadete
Manuel
Sergio
Hugo
Mayores
Sólo acabaron dos y no sé sus nombres. Lo siento.
Nosotros cumplimos nuestro objetivo: pasarlo bien, sobre todo Pablo, que ha descubierto un circuito nuevo, y sin entrenar en los libres no lo hizo del todo mal. Al final entraba en el rasante a fondo, y a mi con eso me llegó. Eso y los trompitos que hizo al acabar, cuando recogíamos, para divertirse, que es lo que más me apetece que haga. (Suspiro) ¡Si a mi me dejasen un kart para derrapar! ¡¡Lo bien que me lo pasaría!! Y él se lo pasará, seguro.
En gran parte, hoy me lo he pasado como leyendo un cómic. Pero todo el mundo sabe que en el fondo, los cómics llevan un gran trabajo y una seriedad detrás.

1 comentario:

patineteteam dijo...

Para vuestra información, J. Gómez ha dejado un comentario en el post anterior, en el de "Lo que mal empieza..."