domingo, 2 de marzo de 2008

Cansancio


La verdad es que hemos llegado a casa cansadísimos y no sólo físicamente. Pablo se ha quedado dormido sobre las 9 de la noche, ya no podía más. Nicolás y su madre están en cama a punto de empezar a soñar con los angelitos. Y yo estoy delante del teclado del ordenador, con la habitación recién pintada, con el olor y picazón de ojos que esto da, con una sed terrible y un cansancio de piernas sensacional. En definitiva, cansados pero... ¿contentos?

El tiempo nos acompañó durante todo el fin de semana con los únicos inconvenientes de unas mañanas con algo de niebla y un poco de fresco. Después el sol salió, brilló y calentó, tanto que noto la piel de la cara tensa como en esos días de entrenamientos al final de la primavera.
Pablo rindió en entrenamientos de lo lindo, más contento, motivado y trabajador que nunca, y esto quedó reflejado en los tiempos de los entrenamientos. Cada reglaje que se le hacía en el coche, Pablo lo notaba y daba resultados. El no sabría que se le había hecho, pero volvía diciendo… ¡ahora va mejor!, y los cronos así lo reflejaban. El domingo fue distinto. Hizo unos buenos cronos pero no lo que él esperaba y así se vino un poco abajo anímicamente que hizo que no rindiera como él esperaba. Lo bueno es que está muy motivado y con muchas ganas. Trabajando mucho y con ilusión. Tenemos que pulir detalles, pero el principal es el mismo que el del año pasado: Pablo entrena sólo, sin más niños, y esto hace que no tenga ninguna experiencia rodando en pelotón, por lo que no sabe hacerlo y le tiene respeto.


Nosotros hemos quedado contentos ya que me gusta hacer balance de todo el fin de semana y aunque reconozco que me hubiese hecho ilusión un mejor resultado, principalmente por Pablito, yo estoy encantado con su comportamiento. Además, creo que se ha divertido bastante, excepto en la salida de la primera carrera, entre otros motivos por lo chapucera que fue a nivel organizativo. Yo no soy Director de Carrera y no pretendo serlo nunca, pero desde luego que si en mi parrilla veo un niño llorando después de hacerme una pregunta y no le pongo remedio y consigo que ese niño salga a la pista con la alegría de competir, desde luego que me replantearía mucho si mi labor es correcta. Pero a lo mejor hay cosas más importantes que unos niños se diviertan y compitan con las normas más equitativas posibles. No se debe de olvidar que el Campeonato Gallego de Karting 2007 lo mantuvieron con vida esos niños alevines, nadie más. Cuando en las últimas carreras del año no había ICC´s, tan sólo dos senior, dos junior y menos de media docena de cadetes, había una preciosa parrilla de más de una docena de alevines. Si no se cuida la base del deporte, será raro que se consiga algo. Pero desde luego que si las actitudes de los responsables deportivos de estos campeonatos sigue así, dudo que se llegue lejos. Lo que si que tengo claro es que por lo menos habrá un participante menos en los pequeños, en esos que ya no van tan sobrados en las parillas. ¿Por qué será? Creo que todo el mundo que me conoce o que lee este blog sabe que no suelo escribir sobre los resultados (ni tan siquiera cuando son buenos), pero sobre lo que si me gusta escribir es sobre sentimientos, y cuando alguien “juega” con los sentimientos de mi hijo… pues me quedo un poco fastidiado. Hay formas y formas de protestar, y yo desde luego soy de los que se me va la fuerza por la boca. Digo las cosas directamente cuando tengo que decirlas y aquí paz y después gloria (¿es así?).


Creo que a nivel organizativo, en líneas generales estuvo bastante bien. Yo me quejo de lo mío, que bastante tengo, y me quejo de las injusticias que veo con los demás. Hace varias semanas solicité por escrito a la Federación unos dorsales específicos para los pilotos patrocinados por C4bicaje. Se me ocurrió que podía ser una bonita idea que los dos pilotos llevasen el mismo número y que este fuese el número 4 ya que es parte del logotipo de esta empresa. A Sergio Martínez, cadete, se lo concedieron sin problemas, pero a Pablito se lo dieron el sábado para, después de yo avisar a los organizadores ya que había dos alevines con el 4, se lo cambiaran por el 24. Es cierto que en ese escrito solicité que en caso de no poder ser el 4, fuese uno acabado en ese número y el 24 cumplía este requisito. Pero lo mejor son los argumentos: primero me dicen que me han concedido el 4 porque he sido el único que lo ha solicitado (ya en noviembre lo propuse y me dijeron que si lo pedía por escrito no habría mayor problema) y después veo que no es así. Esgrimen que los benjamines corren con los dorsales bajos y los alevines con los dorsales a partir del 20. ¡Menudo perogrullo! Y si Otto Sánchez, campeón en título alevín, decide correr el campeonato desde la próxima carrera, ¿qué dorsal le asigan? ¿Le dejarían sin lucir el 1 que le corresponde al Campeón? ¿Por qué el Sub Campeón no puede correr con el 2 como en categoría cadete, por ejemplo? Por lo menos, a los campeones, se les respeta, que para eso han ganado con las reglas impuestas. Es una tontería lo del número, que duda cabe, pero es una clara muestra de cómo se hacen las cosas y la poca voluntad de contentar a quien se lo ha ganado porque ha cumplido con lo que le han pedido.

A pesar de todo esto, nos hemos divertido. A mi me ha encantado saber que Unai y Pablito han estado juntos, y según me dijo Pablo el papá de Unai les hizo una foto (¡¡¡ya la mandarás!!!). Yo lo estuve buscando todo el domingo para saludarlo y hacerles unas fotos, pero Pablo me esquivaba. Al menos le vimos en carrera ya que nos pudimos enterar que era el 21. Espero que en la próxima carrera podamos saludarnos y yo pueda hacerle una foto con Pablo.

Hoy pasé uno de esos momentos agradables, entrañables, por los que merece la pena con este cansancio tan terrible estar escribiendo esta aventura. Pasaba por el paddock de PTC de arriba para abajo, que si yendo a comprar aguas, que si preguntando los horarios o tan sólo por matar la ansiedad y nervios previos a las salidas. Veía una pareja joven con un niño en la que el chico sonreía y yo pensaba… “lo conoceré, pero con lo despistado que soy para las caras…” En una de estas me paró y me comentó que leía el patinete, que le gustaba este mundo y que ojalá su hijo (no más de 4 años creo yo que tendría) se inclinase por esto. “Eso sí, me pega que es un poco sacrificado”, me dijo. Nos reímos y charlamos un par de minutos más sobre el esfuerzo económico, personal y físico. A mi me encantó hablar con ellos, mi vergüenza me impidió preguntarles su nombre o su mail. Desde luego que espero volver a tener noticias vuestras y por encima de todo, gracias por pasaros por el Patineteteam. Este encuentro, junto con el correo de Ernesto, han sido de los momentos más agradables del blog. Sobre este correo y sobre la buena gente escribiré en otro momento, que por hoy creo que llega.

Por cierto, enhorabuena a cada uno de los 37 participantes de este campeonato en cada categoría y a los “gaseros”. Ha sido una preciosa jornada de carreras sin el más mínimo contratiempo.

Hoy me faltó una visita. Hubiese disfrutado con su carpa, pero por desgracia no era el día. Un rato en la piscina con David, hoy, valía mil carreras. En Outeiro espero verte tomando la paella.



Pues sí, en definitiva hemos disfrutado. Yo me quedo con el detalle de Pablo saliendo a los entrenamientos enchufadísimo y el adelantamiento del sábado por la tarde en la bajada de meta. Por cierto Pablo, que sea la última vez que no me saludas. Eso sí que me cabrea. El resto es pasajero.

10 comentarios:

pta dijo...

la verdad es qe una pena no haber ido! teniamos qe haber empezado la carrera a lo grande!

bueno, un abrazo a todos!!

blog-alv06 dijo...

Lo de leer los domingos por la noche a estas horas, con lo cansado que uno está... es ya tradición, y por no romperla mismo comento ahora mismo también.

Curiosa historia la de los dorsales, pero sobre todo me llama la atención que hasta el marketing al más puro estilo metalingüístico (cosas que uno estudia por Santiago), tenga ya cabida en esta competición.

Ah, y una cosa, pon los resultados de la carrera en la web de Cubicaje y te juro que aumenta el número de visitas y de ventas, porque lo de no tener esas bonitas tablas clasificatorias donde buscar casi con lupa un "Pablo Torres"... se echa de menos.

Un abrazo.

PD. Cambie usted el enlace de Petelog, que estos sobrinos son tan tan tan tan tan tan tan malos que no hacen más que portarse mal y así les cierran las páginas...

abogado......... dijo...

SIN COMENTARIOS!!!!!!

patineteteam dijo...

pta, teneis que venir a la de Outeiro de Rey.

Alv, esperando ese ceroseis.

Abogado, al menos tendré defensa si la necesito, ¿no?

abogado......... dijo...

BUENO DEFENSA SABES QUE SIEMRE AHORA SI QUIEREN HACER LAS COSAS POR LA MALAS NO T PREOCUPES QUE CON MIGO SI LA BUSCAN LES VA A COSTAR MUCHO ENCONTRARLA ESO SI MEJOR KE NO LA ENCUENTREN......

CON AMENAZAS A OTRA PARTEEEE

JAVIER ADAN dijo...

Que bien estas ahí sentado...solo te falta la cervecita.

patineteteam dijo...

Don Javier... la verdad es que sí... ganar no ganaremos, pero pasar lo pasamos de miedo.

Un fuerte abrazo.

JTA dijo...

bueno patinete, como dijo pta no fuimos por poco!!la verdad es qe tendriamos qe haber ido pero ya habra mas!y solo aviso, cuando empecemos con las carreras haremos una hinchda qe se van a enterar los demas!!!
PTP AL PODER!!!
un saludo jta

Martiño de Lopo dijo...

O certo é que o domingo de carreiras foi complicado levantarse: o xoves entrevista, grabación de spot e tests de Luis Vilariño e Moncho López; o venres preparación do rallye do sábado, que para min comezou ás 5 da mañá, e rematou á 1 da mañá do día seguinte...

Pero para ver unha carreira de karting do galego, nin o cansanzo, nin os quilómetros, nin perderse no camiño... nada é impedimento para ver a Pablos, Paulas, Sergios, Robertos... todos tan novos e tan rápidos.

Graciñas ó Patineteteam por engancharme a esta "droga".

patineteteam dijo...

JTA, tenemos que preparara la carrera de Outeiro de Rei. Es el sábado de Semana Santa, por lo que no podeis faltar. Tenemos que hablar, pero no poner nada aqui que después nos copian las ideas...

Lopo, el karting engancha mucho. Ver a enanos de 7-8 años yendo en grupo a esa velocidad, a los niños de 9-10 años en los cadetes con esos carrerones,... es un buen deporte, si señor.