lunes, 17 de marzo de 2008

Maranello RS5 E33 C13 N012 DT60B

Pablo (y el tío Vicente, y José Manuel, y yo, y creo que todos…) llevaba mucho tiempo queriendo disfrutar de su nuevo kart. El ya para él famoso “chasis”. “Papá, ¿ya ha llegado el chasis?” Que si elegir esta marca o aquella otra, que para el Sur o para el Este, que si este color o aquel otro. Llegamos a estar un poco desesperados, incrédulos ante la situación de desabastecimiento de material y perplejos ante la posibilidad de no tener material con el que correr.

Al final tenemos nuevo chasis (del motor ya hemos hablado) y Pablito está que no se lo cree. Hoy lunes fuimos hasta Santa Comba a probarlo, a ver que todo estaba como tenía que estar, comprobar que el material es de primer orden. Visto que el material es impresionante, ahora está casi todo en manos del piloto. Y éste hoy disfrutó. Hizo una tanda a Hobby Kart que yo no sé si en la época del kart rojo haría alguna tan larga. Hasta José Manuel me miraba extrañado. El caso es que a pesar de las estrecheces del asiento, Pablo empezó a darse cuenta de las bondades del kart, pero sobre todo de probar material absolutamente nuevo. El pobre, nunca peor, siempre ha corrido con material usado y para él, y para nosotros, estrenar este chasis es una recompensa.
Ayer fuimos otra vez hasta Santa Comba ya que el sábado no nos acercamos debido al aplazamiento de la carrera de autocross por culpa del mal tiempo. Estuvimos con Borja Aballe, al que llevábamos desde diciembre sin ver. Él probó su nuevo coche antes que nosotros ya que llevaba sin andar en kart desde que acabó la temporada, por lo que José Manuel, Camariñas y José Antonio se han pegado una paliza de órdago estos días, desde que volvieron de Faluga con los chasis. Desde luego que llevamos unos días bajo un poquito de estrés.
Hoy Pablo se divirtió porque además de jugar con Sergio al hockey y al fútbol, estuvo corriendo contra él. Vueltas, vueltas y más vueltas. Después vinieron sus primos David, Jacobo y Pablo. Nos echamos una carrerita con los de alquiler y vía, de vuelta para casa. El tema es que Pablo llevaba un buen rato quejándose de la barriga y el pobre, antes de salir de Hobby Kart, empezó a vomitar sin parar. Allí salió todo, todito, todo. Pobriño, se quedó hecho una piltrafilla. Debió de sufrir, porque hasta que llegamos a casa paramos 5 veces para que vomitase, a partir de la 3ª sólo eran espasmos, pues no le quedaba nada en el estómago. Ahora está tumbado, agotado y sigue en su particular lucha, muerto de hambre, pero acaba de beber una gota de Gatorade y ha vuelto a las andadas.
Muy ilusionado pero muy débil. Me encantó ver su cara de felicidad, pero me ha matado verlo tan hecho polvo.

4 comentarios:

Lopo dijo...

De dar tantas voltas e tan rápido ó circuíto do HK normal que se marease XD.

A ver que tal vai co material novo en Outeiro de Rei. Xa me tarda o venres.

pta dijo...

muy chulo el nuevo formato de la pagina!
en cuanto entre crei qe me habia equivocado..


bueno, a ver si se recupera pronto pablito!
un abrazo!!!

costas dijo...

buenisima eleccion buenisimo chasis buenisimo equipo buenisimo piloto buenisimo patrocinador buenisimo todo hasta el manager empieza a parecer buenisimo un abrazo y suerte

jacobo dijo...

bonito el nuevo formato y precioso el nuevo kart!!
un abrazo para los patinetes!!