domingo, 9 de septiembre de 2007

Sonrisas y lágrimas

Parece mentira, son poco más de las 8 de la tarde de un calurosísimo domingo de septiembre y después de habernos levantado hoy a las 7 de la mañana (esto sí que es sufrir), ya estamos listos: fuimos a Mosteiro, entrenamos, corrimos, comimos, nos vinimos, limpiamos el coche, nos bañamos (casi lo mejor del día a pesar de estar los 4 en una bañera, bañera normalita de las de piso de hoy en día, nada de jacuzzi de 3 metros de diámetro) y ya estamos preparando la cena. Se acabó el fin de semana.

La carrera de los alevines fue durísima en cualquier zona del pelotón, pero la pelea de Javier Suárez fue tremendamente accidentada. A mi se me parte el corazón, lo siento pero yo no soy capaz de aguantar esto. Después hablaremos, discutiremos y no llegaremos a ningún acuerdo, pero subirse en un kart ICC o un Senior con 20 ó 27 años, pues lo siento, pero para mi no tiene más mérito que el de practicar un deporte y mantenerse en forma. Hoy me inclino ante estos señores pilotos de escasa estatura y enorme clase. ¡Menuda forma de pelear! También creo que ese no es el camino correcto, pero no por ello dejaré de descubrirme ante gente como Javi. Viéndolo me acordaba de Fernando Alonso (nunca quise mencionar este nombre en este blog pero hoy no me ha quedado más remedio). Cuando Alonso ganó su primer mundial dijo que le daba las gracias a 2 ó 3 personas y le entiendo perfectamente. Pues Javi es uno de esos casos en los que si algún día llega a estar ahí arriba (ojala lo consiga aunque lo dudo por la escasez de medios que hay en Galicia) él le tendrá que dar las gracias 2 ó 3 personas y una de ellas será su padre. Para lo bueno y para lo malo. Hoy le comentaba que los padres somos los que estropeamos a los hijos, pero igual que creo que él puede estropear a su hijo, también le da ese plus de competitividad que el resto no tiene. Tuvo un golpe importante, muy importante, y se levantó como el ave fénix, pero tuvo otro en la reanudación de la carrera y le faltó tiempo para reincorporarse a la pista. Si tuviese otra oportunidad de hacer ese adelantamiento, estoy convencido de que habría otro accidente, porque él cree que es así como debe de hacerlo. Y morirá con las botas puestas, intentándolo. En eso es en lo que nos toca sufrir a los padres. Hoy me quedé impresionado con una estampa: corría Rubén Rodríguez, todo un campeón de España, forjado en mil batallas y al principio del muro estaba su padre, me imagino que sería él, siguiendo las evoluciones y dando las informaciones pertinentes a Rubén cunado me fijo que lleva ¡los dedos cruzados!, me paro a fijarme en su cara y denoto la angustia del sufrimiento del padre sabiendo el riesgo que corre su hijo. A todo esto Rubén viene a esta prueba a hacer un poco de manos, seguir mejorando su técnica y a darle un repaso al que se le ponga por delante. Pues en estas circunstancias, el padre sufrió. Y mucho.

En alevines salieron 14 niños (al menos el karting gallego tampoco está tan muerto, está herido pero no muerto) y en cadete salieron 7 en su participación más baja de este año, me imagino que por presupuestos y porque las cosas están bastante decididas. Sin embargo, menudos carrerones nos dieron los pilotos de la Escudería Amigos do Motor. Sensacionales. Impresionante Hugo Caride (ese 14 mágico) con una victoria sin lugar a la réplica, devolviéndole a sus geniales padres el esfuerzo e ilusión que ponen en él. Me enternece ver el sufrimiento del padre sin casi poder ver la carrera del hijo. Espectacular Sergio con una remontada de las que te dejan sin aliento. Sergio, si tienes material, apoyo y unas manos para conservar en formol, ¿qué nos ha faltado este año? Y Javi Cobián rubricando lo que se venía venir desde hace tiempo: el Campeonato Gallego Cadete de Karting (creo por las celebraciones que matemáticamente lo es).

Llegamos al circuito de Mosteiro ayer sábado por la mañana para entrenar. Teníamos ganas y muchas, demasiadas, dudas. Nunca en otra prueba estábamos tan pronto y tan listos para empezar a probar cosas. Que si este desarrollo, que si aquel reglaje, que si… así durante las aproximadamente 140 vueltas que Pablo se dio el sábado al circuito, sumadas a las 39 que dio en las mangas de hoy, más las 23 de entrenamientos indica que Pablito ha rodado durante este fin de semana unas 200 vueltas de más de 800 m. cada una, con lo cual ha estado encima del kart unos 170 km. Cuando vayamos a entrenar, si alguna vez vamos, a Porriño, él irá en el kart. Ha demostrado que es capaz. Todo ello para encontrar el “setup” (siempre tuve ganas de utilizar esta palabra… seré pijo) idóneo para la carrera de hoy. Parece que para Pablito, José Manuel y todo el equipo Hobby Kart lo encontró. Da gusto, así cualquiera. Es cierto que Pablo este fin de semana ha puesto mucho de su parte, pero también es cierto que Hobby Kart ha puesto en sus manos un material de primera calidad, una dedicación absoluta y un conocimiento del más alto nivel. A pesar de lo desesperados que estuvimos en algunos momentos del sábado, hay que reconocer que Pablo siempre, o casi siempre, nos deja con un buen sabor de boca porque trabaja mucho y en el trabajo termina encontrando su motivación. No hay quien le baje del kart al final. Estar con la gente de Santa Comba es como estar en familia y eso es muy de agradecer.

Yo de mayor quiero pilotar como Otto. Me dejó otro adelantamiento en los entrenamientos del sábado para el recuerdo. Si Pablito deja de correr algún día, yo vendré a ver a este alevín que sienta cátedra con sólo 8 años. Sólo espero que no se aburra, porque en estos momentos está a un nivel superior. Que los niños han mejorado el rendimiento, él también y se aprovecha de la circunstancia. Los entrenamientos se ponen duros, él tira en la salida y hace su carrera a ritmo constante y olvidándose de lo que sucede por detrás. Así, menos problemas y otra victoria para la “buchaca”. Lo bonito también fue la lucha de la segunda carrera entre Marcos, Roberto y Javi. ¡Qué bien!, caramba, menudo acoso y menuda forma de resistir del Estévez vuelta tras vuelta. Sensacional los 4. Sensacional los 14. Sensacional Paulinha, ya que sabiendo que por los motivos que sea no te salen las cosas, peleas hasta la última vuelta sin parar, realizando unos entrenamientos muy inteligentes y una carrera muy dura, muy difícil, que solventó estupendamente. David, cuídamela mucho.

Yo me imaginaba que Pablo terminaría yendo motivado porque le encanta que le vengan a ver. Ayer vinieron Rubén y Pablo con sus niños y Toni y Jorge sin los suyos (entre otras cosas porque no tienen). Con ellos compartí gran parte de mi adolescencia y madurez y a mi me encantó que en esta nueva etapa de mi vida se acercasen para conocerla y disfrutar de mi hijo. Y él disfrutó con ellos tanto como disfrutó hoy con sus primos Pablo y Jacobo y sus amigos (Irene, Babel, Dani Solá – sí, el mismo nombre que el campeón de España de Rallyes, siempre le gasto la misma coña – y Abo). Estos vieron la carrera en los árboles de Meis, disfrutando de la sombra y de mi churrasco preferido, por lo que le dieron suerte y sobre todo muchos ánimos a Pablo, jaleándolo cada vez que pasaba. A todos, muchas gracias.

Si el otro día tenía el olor de la derrota en mi texto, indudablemente hoy tengo el olor de la victoria. No me cabe la menor duda. Pero no por el resultado, sino porque cuando me fui a junto del padre de Brais a felicitarle por el acoso al que sometió a Pablito sin cesar, el me felicitó a mi por el detalle que tuvo Pablo con él al acabar. Lo persiguió hasta el final de la bajada para darle la mano desde el kart y felicitarlo. Hijo, es importante ganar, sin duda para eso estamos todos aquí. Pero reconocer al vencedor demuestra tu carácter y tu saber estar, y yo como padre estoy feliz de que seas así. Para mí, sin ningún género de dudas, hoy has ganado, me has ganado y has ganado muchos corazones, de verdad. Gracias por dejarte querer y día a día enseñarme como tengo que ir por la vida. Enhorabuena.
Para terminar, dos apuntes: por la tarde se quedaron unos 10 ó 12 ICC´s haciendo unas tandas para divertirse y tenía buena pinta, lo que pasa es que nos vinimos porque ya no podíamos más, estábamos agotados. Por otro lado, este fin de semana, a disfrutar que ya nos toca, yendo al Autocross de Santa Comba, para ir el próximo fin de semana hasta Forcarei, Circuito de La Magdalena.

Y se acabó bien. Como siempre. O casi.

5 comentarios:

J.T.A. dijo...

encantado de haber ido!
espero repetir y seguir animando!!

un abrazo muy fuerte


jacobo

blog-alv06 dijo...

El texto más bonito de los que aquí llevo leidos. Y sin duda el detalle de Pablito, impresionante.
Aunque sea la temporada que viene, prometo ir algún día.

Enhorabuena patinetetam.

pta dijo...

descubierto el mundo de los karts, esta claro que crea aficcion!

no dudes que la proxima repito

un beso!

abo dijo...

El domingo quedé impresionado de lo que son capacez de hacer los pequeñajos y en especial el figura de Pablito.
Esto es el principio de una afición que tiene que seguir al campeón Pablito Torres donde valla para darle ánimos.
Encantado de haberos concido.
Un abrazo.

Pany dijo...

Pablo me encanto la carrera, me lo pasé genial!! muchísimas gracias por todo. Además, es mucho mas facil entender de que hablas en los textos cuando lo he visto...que sino me cuesta mucho...ya sabes que yo de coches:acelerar,frenar y bajar la ventanillas(en esto ultimo soy un hacha!)
Tienes un hijo que es todo un campeón...de verdad que aluciné, no sabia que lo hacia tan bien para ser tan pequeñito.

Buenísima experiencia.
Un beso

Irene