lunes, 6 de agosto de 2007

Hijo, abandona cuando quieras




Pabliño, de corazón, de verdad, si no te apetece seguir en esto, déjalo, no merece la pena el esfuerzo, la inversión, el tiempo… total, ¿para qué?, para que tus padres suframos viéndote, tu hermano se muera de envidia cada vez que vas a andar en kart, para que tú no te diviertas, para ser uno más… de verdad, insisto, ¿porqué no lo dejas? Mira, te dedicas al fútbol como todos los niños, así te entretienes y te diviertes y yo me compro ese aparato que tuve la suerte de probar ayer en Mosteiro… qué sensaciones, qué descarga de adrenalina, qué subidón, qué divertido, en definitiva, ¡qué pasada! En un circuito como Mosteiro, tan divertido, para disfrutar de su trazado, el cual me conozco de memoria sin haberme metido dentro nunca, con su parte técnica, su parte rápida y su parte de “relax”. Ahí tuve la oportunidad de probar un chasis Campeón de España, el de J. Tarancón, que José Manuel llevó al circuito para probarlo y que lo gozásemos, así que si no quieres correr, ¡me apunto yo! Ahora entiendo todavía más porqué dice que el karting es su deporte favorito. Si yo con 36 años (sé que aparento muchos menos a pesar de lo que diga Marga Caride) después de tan sólo 3 vueltas casi no me puedo bajar del kart de la emoción y tensión (no me dio tiempo a cansarme), me lo imagino a él con su Comer 80 a toda pastilla, en carrera con la adrenalina a tope intentando no cometer esos errores que los que le apreciamos le indicamos cuando es imposible debido a la rapidez con que se suceden las curvas. ¡Qué bonita experiencia!



El día fue completito. Fuimos por la tarde al circuito y en una tarde súper agradable nos dio tiempo a comentar la jugada de la F-1 en Hungría y a trabajar un poco. Unos más que otros, esto sí. Estábamos en familia, y aunque para el negocio de Antonio es un poco ruinoso para nosotros nos hace la jornada más agradable sin duda. Además Antonio se marcó el detallazo de subir unas bebidas frías para pasar mejor la calurosa tarde. Allí estuvimos Adrián Naya con su senior, Javi Cobián (¡qué gran e incansable trabajador es este chico!) y Sergio (por favor, qué manos tiene este niño, ¡un poco de formol!, qué forma de llevar los karts grandes) con sus cadetes a las picadas, sin darse ninguna tregua ni en entrenamientos y Pablito con su FA. No dio muchas vueltas, es cierto, pero al menos las que dio se esforzó de verdad e hizo tiempos muy meritorios que nos hacen pensar que la carrera de septiembre será un poco mejor que la primera del campeonato. Esperemos.


Entre amigos, como mejor se pasa. Disfrutamos de verdad. Por lo menos yo.

4 comentarios:

pta dijo...

bueno, me alegro de qe lo pasarais tan bien, pero una misera mencion del viaje a santa comba podias hacerla!!

ademas yo me lo pase genial esa tarde!


un abrazo a la familia torres perez!

patineteteam dijo...

¿Viaje a Santa Comba? Hace meses que no vamos a Santa Comba, con lo cual no mientas, seguro que es la disculpa que le pusiste a tu novia...jajaja!!! Prometido, la verdad es que la quise haber hecho ya en su día, pero se me pasó con la emoción del kart del domingo. No te preocupes que algo diremos, aunque sólo sea la paliza que te metí con los de alquiler. Besos.

Raquel Gil dijo...

he dado por casualidad con tu blog...y con el de Pablo. Soy Raquel, y fui con vosotros hasta el circuito para probar uno de los karts. Cierto que Pablo en aun pequeño y realmente es un deporte duro, pero es muy bonito, y por su edad puede llegar lejos en el.desde aki le animo a ello jeje.
Mencion especial tambien a Sergio, que ni se le resisten los karts grandes...que genio!!jaj.
REcuerdos para todos.

Mª ANGELES PERTEGUER. dijo...

Muy bueno el post. Se vé que estas chocho con tu hijo y vives esa afición del kart.Gracias por tu enlace.